Galerías

Tesla Model S

Normalmente los autos eléctricos son feos, lentos y necesitan pasar horas enchufados para caminar un puñado de kilómetros, pero Tesla y su Model S dan por tierra con estos argumentos. Primero, el S, tiene una carrocería elegante y su interior está acorde con su alto precio. Segundo, se ofrece en versiones de 306, 367 y 421 CV con lo que garantiza altas prestaciones. Tercero, sus dos paquetes de baterías rinden de 390 a 500 km y se pueden obtener hasta 250 km de autonomía con 20 minutos enchufado a un supercargador especial. Todo esto igualmente sigue hablando de un rango de acción más limitado que el de un auto convencional, pero Tesla instaló en EE.UU. una red de sus cargadores especiales que te permiten realizar un viaje de costa a costa casi sin interrupciones. Como vemos, Tesla ofrece una solución integral que va más allá de un auto, aunque por ahora sea un lujo.

Noticias asociadas a la galería